El fotógrafo Rubén Digilio, autor del chiste sutil de Macri “Pinocho” en la campaña de 2015, fue uno de los más de 60 trabajadores de Clarín, Olé y otros sectores de AGEA que se encontraron con un vallado y gran presencia policial en la puerta de su trabajo, donde la seguridad con un listado que les avisaban si podían entrar o no.

Digilio llevaba más de 20 años trabajando en la empresa al momento de ser despedido.

Su fotografía tuvo una gran recepción en la sociedad y fue expuesta en la muestra anual de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA). Fue muy comentada y también generó numerosos chistes respecto a la imagen del presidente Mauricio Macri.

En la imagen se puede observar a Macri, en plena campaña de 2015, y a su sombra proyectada donde le crece la nariz “mentirosa” de Pinocho.

Sin embargo, Digilio tuvo la desagradable sorpresa de ser uno de los 60 trabajadores despedidos del “Gran Diario Argentino”.

Al igual que sus compañeros, ayer por la mañana se topó con un importante vallado y gran presencia policial en la puerta de su trabajo. Allí la seguridad dio los nombres de quienes no podían entrar y Digilio que tenía más de 20 años en la empresa, fue echado.

(Con información de TN24)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.