Dirigentes políticas y organizaciones sociales manifestaron su rechazo al acuerdo entre Argentina y Gran Bretaña por el control conjunto de la pesca en el Atlántico Sur.

Mediante un comunicado de prensa, el Grupo Por la Soberanía (GPS) expresó su repudio a la instalación de una base militar británica en una zona declarada de paz y de no – proliferación de armamento nuclear.

“Ante la implementación del Acuerdo Foradori-Duncan suscriptos por los entonces Vice-Cancilleres de  Argentina y Gran Bretaña, en el que nuestro país se compromete a ‘… remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas…’, denunciamos que el acuerdo firmado el martes 13 de setiembre de 2016, es un ‘Acuerdo Ilegal’, ya que corresponde al Congreso de la Nación Argentina, según el Artículo 75 de nuestra Constitución Nacional”, indica el escrito.

Además, el GRS proclama el “derecho y respeto a la integridad territorial de nuestra Nación y a nivel regional. Desconocemos la pretendida autodeterminación de una población foránea implantada como enclave colonial sobre territorio argentino”.

Asimismo, intima al gobierno del presidente Mauricio Macri a que se “abstenga” de cualquier negociación que no implique discutir primero la soberanía y que haga referencia a los tratados de 1989 y cualquier otro que desconozca la reforma constitucional de 1994, sin ser aprobado por el Congreso Nacional.

“Del mismo modo el gobierno nacional transfiere soberanía monetaria al recurrir al FMI, con todos los condicionamientos que ello implica y que los argentinos conocemos muy bien”, agrega el texto.

Y concluye: “Llamamos a todos los combatientes de Malvinas, organizaciones civiles y sociales, partidos políticos a estar en alerta por esta afrenta a la memoria de nuestros caídos en defensa de la causa Malvinas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.