Quisiera que el cielo no pierda su color azul,que el 
agua, siga siendo líquido, incoloro, inodoro e insípido.
Si fuera viento, te regalaría alas, si fuera amanecer
te regalaría el rocío de la mañana…pero no tengo ese
poder, tan solo, dispongo de palabras, unas dulces,
otras amargas, tiernas y duras en ocasiones.
 
De todos modos, procuro ir caminado por la vida
rodeado de sueños y esperanzas, apartando pedazos
de la noche con mis manos.
Me pregunto.¿Dónde se puede comprar algo de
felicidad?
Compramos esperanza, pero no suele curar las
heridas.
¡Estar sin amor, es como estar ciego en medio
de la tierra!!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.