El Parlamento argentino convirtió en Ley la Emergencia Alimentaria

0
107

Con media sanción de la Cámara Baja el Senado convirtió en Ley la Emergencia Alimentaria luego del fuerte reclamo de los movimientos sociales, las fuerzas opositoras y la misma Iglesia Católica. Como el pasado jueves gran cantidad de organizaciones se movilizaron multitudinariamente en los alrededores del Parlamento nacional. Fue un dispositivo que empezó en horas de la mañana pero que no duró mucho tiempo para evitar conflictos en la calle y no tener al microcentro porteño con interrupciones de tránsito que luego reciben fuertes críticas desde los sectores medios de la población capitalina y que son potenciados por los medios de comunicación que hacen foco en los cortes y evitan hablar de las causas que han llevado a la Argentina a esta grave situación de crisis económica, política y social. El tratamiento exprés de los legisladores siguió en la línea de lo que había manifestado el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, quien expresó hace días que prefería que la gente no estuviera en el espacio público, en particular para evitar el peligro de que se generaran hechos de violencia provocados con intención. Hubo dos ausencias importantes entre los senadores, la ex presidenta y ahora candidata a vice, Cristina Fernández de Kirchner, quien se encuentra en Cuba acompañando a su hija Florencia que está siendo sometida a un tratamiento por problemas de salud y el otro que faltó a la cita fue el ex jefe de la bancada kirchnerista, ahora acérrimo enemigo de sus antiguos compañeros. Miguel Angel Pichetto, segundo en la fórmula de Juntos por el Cambio con el actual presidente Mauricio Macri. La justificación de los asesores de prensa del funcionario tuvieron poco sustento, aseguraron que la no asistencia a la sesión fue por cuestiones de agenda de campaña. Ahora el gobierno deberá ver como se ejecutarán estas partidas, de entre 8 y 10 mil millones de pesos, y de dónde provendrán los fondos, algo que deberá firmar el cuestionado jefe de Gabinete, Marcos Peña. Algunos opinaron que esto es en desmedro de algunas obras de infraestructura, un cuestionamiento que no se atiene a las graves circunstancias que atraviesa el país donde la prioridad la tiene la falta de alimentación de la población. Recordemos que la canasta de alimentos sigue en aumento día a día e inclusive complica cada vez más las aspiraciones reeleccionistas del actual titular del Ejecutivo. En contraste con esto, si se han dispuesto fondos para la campaña de Cambiemos en los 24 distritos del país, actividades para las que sí hay dinero, a pesar de que difícilmente el macrismo pueda revertir los resultados negativos que obtuvo en las Primarias de agosto. Este es el juego de la democracia, pero lamentablemente hacia allí se dispensan fondos que cuando son requeridos para los sectores más empobrecidos, hablamos del 35 por ciento de la población (unos 14 millones de argentinos) se producen insólitos cuestionamientos. Son familias que viven en viviendas precarias en las zonas alejadas de las urbanas, como la CABA, pero también dentro de la ciudad capital donde existen Villas Miseria, que fueron un poco urbanizadas por el intendente macrista Horacio Rodríguez Larreta, pero que siguen en situación de pobreza, en muchos casos extrema, con todas las cosas que eso acarrea: adicciones, desnutrición, problemas sanitarios, las enfermedades, gente muy joven que pierde la vida por cuestiones que podrían ser tranquilamente evitables. Siempre vuelve esa discusión entre la estructura política que requiere mucho dinero, proceso que obviamente pertenece al sostenimiento de la Democracia, algo que nadie va a objetar, pero que merecería una reestrucuración de gastos. Un senador o un diputado nacional gana por encima de los $250.000 (con dietas y viáticos), el propio Pichetto que ha ido con ataques muy duros contra las organizaciones sociales denominándolos “gerentes y multinacionales de la pobreza”, habló de “pobrismo” de manera muy despectiva sobre todas las personas con necesidades básicas insatisfechas que reciben ayuda estatal, es un empleado del Estado que ha llegado a su cargo a través de elecciones populares pero que cobra un elevado sueldo que le paga toda la sociedad con sus impuestos. El ex peronista ha tomado esta postura muy dura, y que por momentos supera la de los propios dirigentes de la coalición gobernante. En pocos días Macri llevará adelante una campaña en diferentes distritos urbanos para intentar mantener el caudal de votos que ha tenido el gobierno en la última elección, unos 8 millones de votos. Algo muy difícil porque la situación económica continúa complicándose y empiezan a circular rumores con los que hay que tener cuidado porque siempre rondan los fantasmas del 2001, se trata de la posibilidad de que podría volver a poner un límite más chico para adquirir dólares, que por ahora está en U$s10.000 por persona física. Esto genera conflictos para ejecutar operaciones inmobiliarias y de otro tipo que superen esa cifra, además de la suba del billete norteamericano que mete presión en los precios generales. Lo cierto es que la próxima administración que asuma el 10 de diciembre heredará todos estos problemas. El tema hoy por hoy es la inmediatez, y eso tiene que ver con llegar sin sobresaltos al 27 de octubre y luego a un fin de año en paz.

Informe completo de nuestro acreditado en Casa Rosada y en el Parlamento argentino, Juan Pablo Peralta:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.