Según el INDEC el 10 por ciento de los niños y niñas de 5 a 15 años de todo el país realizan al menos una actividad productiva. En el caso de los adolescentes de 16 y 17 años, esta cifra llega al 31,9 por ciento a nivel nacional.

Se publicaron los resultados definitivos de la segunda Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y el ex Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS), con datos de 2016 y 2017.

Los resultados indican que, para el período relevado, el 10 por ciento de los niños y niñas de 5 a 15 años de todo el país realizan al menos una actividad productiva. En el caso de los adolescentes de 16 y 17 años, esta cifra llega al 31,9 por ciento a nivel nacional. Los principales motivos que los impulsan al mercado laboral están relacionados con la ayuda familiar y la necesidad de ganar dinero para sus gastos y los de su hogar.

Los trabajos más habituales entre los niños y adolescentes urbanos son el trabajo en negocios, talleres u oficinas por dinero (para el 39,9 por ciento de los niños y niñas, y el 37,9 por ciento de los adolescentes que trabajan) y la construcción y reparación de viviendas (el 29,5 por ciento de los adolescentes). En las adolescentes urbanas tienen más prevalencia el cuidado de niños y personas mayores o enfermas, la limpieza de casas y la elaboración de comidas o productos para vender.

En las zonas rurales, más de la mitad de los niños y niñas que trabajan se dedican al cultivo o cosecha de productos para vender (14,2 por ciento), el cuidado u ordeñe de animales (14,4 por ciento), la ayuda en la construcción o reparación de otras viviendas (11,9 por ciento) y la ayuda en negocios u oficinas (11,9 por ciento). Las actividades principales entre los adolescentes rurales son el cultivo o la cosecha de productos con fines de venta (15,1 por ciento), la ayuda en negocios, comercios o almacenes (12,4 por ciento), la construcción o reparación de viviendas (9,5 por ciento), la producción de ladrillos (8,9 por ciento) y el ordeñe y cuidado de animales de granja o de campo (8,6 por ciento).

Finalmente, con respecto a las actividades domésticas intensivas en el ámbito rural, son las adolescentes quienes se dedican en mayor grado a la realización de quehaceres domésticos y al cuidado de miembros del hogar (72,8 por ciento). (InfoGEI)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.