Paso o situación, por la cual la inmensa mayoría de
los seres humanos, solemos pasar por lo menos una
vez en nuestra precaria existencia, a pesar de que
existen excepciones para quien lo hacen en
repetidas ocasiones.
Lo importante o conveniente, es hacerlo de alguien
que nos comprenda. Hay que enamorarse de alguien
fiel, que te trate como persona y no como materia
física, pues todos sabemos, que con el paso del tiempo
la fachada se degrada cambiando su aspecto.
Hay que enamorarse de quien te haga sentirte feliz
y realizada, que te proporcione alegría y ánimos
después de algún fracaso.
Hazlo de una persona, que regrese a ti, sin ningún
resentimiento, después de producirse un enfado.
Hay que hacerlo, de alguien que respete tus fantasías
e ilusiones sin condicionamiento alguno…
En definitiva, enamórate de alguien que lo esté como
tu, y que te diga de vez en cuando cosas de niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.