Fue detenido el presunto autor del tiroteo en la iglesia de EEUU

1
789

En un discurso transmitido por CNN, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó la masacre como un «crimen de odio» («hate crime», crimen racial) y expresó su «tristeza» e «indignación» por los hechos.

El sospechoso, ya identificado antes como Dylann Roof, de 21 años, fue detenido en la localidad de Shelby, en Carolina del Norte.

Al informar sobre el arresto, Joseph Riley Jr., alcalde de Charleston, dijo en rueda de prensa que «esa persona horrible, ese terrible ser humano que fue a un lugar de culto donde gente rezaba y los mató, se encuentra ahora bajo custodia» policial.

Roof fue arrestado en un control de tráfico e iba armado, precisó Riley.

Hoy a primera hora, el jefe de la Policía de Charleston, Greg Mullen, aseguró en una conferencia de prensa estar convencido de que fue un crimen de odio racial.

El Departamento de Justicia abrió una investigación para determinar si es efectivamente así.

Al menos tres personas sobrevivieron al ataque, que se produjo sobre las 21 hora local del miércoles (22 de argentina) en la Iglesia Episcopal Metodista Africana (AME, por sus siglas en inglés) Mother Emanuel, en el número 110 de Calhoun Street, mientras se realizaba en su interior una ceremonia de lectura de textos sagrados.

La policía del condado de Berkeley había distribuido fotografías de Roof, mientras que el FBI, que intervino por tratarse de un presunto «hate crime», informó a través de las redes sociales un número telefónico gratuito para recibir información o denuncias.

Entre las seis mujeres y tres varones masacrados se encuentra un senador estatal del Partido Demócrata, Clementa Pickney, que era el pastor del templo, informó a la prensa el líder de la minoría demócrata en el senado estadual, Todd Rutherford, quien agregó que Pickney, de 41 años, integraba el legislativo local desde hacía 18 años.

Ocho de las víctimas murieron dentro del templo y otras dos, heridas, fueron trasladas al hospital, donde una de ellas no pudo recuperarse y murió también, según fuentes policiales.

Una sobrina del reverendo Pickney declaró en una entrevista de la NBC TV que su hijo intentó disuadir al criminal de seguir con la matanza.

El asesino le respondió: «Tengo que hacer esto. Ustedes violan a nuestras mujeres y están apoderándose del país, y tienen que irse de aquí», informó el New York Times.

El sospechoso estuvo rezando una hora junto a sus futuras víctimas, según registros de cámaras de seguridad distribuidos por la policía, informó la página web del periódico local Island Packet.

La policía local, que le perdió el rastro después de buscarlo con perros, pidió ayuda a la población y lo describió como un hombre blanco, rubio, de poco más de 20 años, con una complexión delgada, vestido con un buzo con capucha, vaqueros y botas.

Además, se registró una amenaza de bomba cerca de la iglesia, si bien la zona no fue evacuada, dijo el portavoz de la oficina del sheriff de Charleston, Erick Watson, citado por Europa Press.

En una conferencia de prensa, el jefe de policía Greg Mullen definió la masacre como un crimen racista. Inmediatamente, el FBI -que interviene en este tipo de casos- se hizo cargo de la búsqueda, y publicó un teléfono gratuito para recibir información que ayude a apresar al sospechoso.

El asesinato decidió al equipo de campaña del precandidato republicano a la presidencia, Jeb Bush, a posponer una visita proselitista que tenía previsto hacer a esa localidad el día de hoy, informó la prensa local de Carolina del Sur.

Numerosos aspirantes presidenciales para la elección de 2016 se pronunciaron en la red social Twitter, repitiendo que sus «plegarias» o sus «pensamientos y plegarias» estaban con los familiares de las víctimas.

Entre otros, se pronunciaron Hillary Clinton, Scott Walker, Jeb Bush, Martin O’Malley, Rand Paul, Mike Huckabee, Bobby Jindal, y Rick Santorum.

A su vez, el alcalde de Charleston, Joseph Riley, declaró que el tiroteo provocó «una tragedia innombrable, que rompe el corazón».

«Solo hay un motivo para que alguien entre a una Iglesia y mate a tiros a los fieles que están rezando: el odio», agregó Riley.

«Es el acto criminal más ruin que pueda imaginarse, y llevaremos a esa persona ante la Justicia a la mayor brevedad», aseguró.

La iglesia Mother Emanuel fue construida en 1891, es la más antigua de las iglesias AME en el tradicionalmente racista Sur del país, y alberga la congregación negra más antigua al sur de Baltimore, que data de 1816, indicó Wendell G. Gilliard, representante del distrito donde se encuentra el templo, según consignó la cadena CNN.

Según un estudio, uno de cada tres estadounidenses con menores de 18 años en el hogar poseen armas

El Washington Post señaló que la tendencia a los incidentes con tiroteo en los Estados Unidos viene creciendo desde el año 2000.

De 5,2 al año entre 2000 y 2004, pasó a 10 anuales entre 2005 y 2009. En 2010, fueron 26, en 2011, 10; en 2012 hubo 21 tiroteos y en 2013, 17.

Entre los últimos tiroteos masivos sufridos en ese país se cuentan el del cine de Aurora, Colorado, que dejó 12 muertos y 70 heridos, y el de la escuela primaria de Sandy Hook, en Newton, Connecticut, con 27 muertos (18 niños).

La mayor parte de los autores de estos crímenes eran poseedores legalmente autorizados de armamento, según el respetado sitio de noticias Mother Jones.

Uno de cada tres estadounidenses con menores de 18 años en el hogar poseen armas, informó en un estudio del año pasado el Pew Research Center.

La tenencia de armas y el riesgo de morir en un tiroteo están fuertemente determinados por la raza: mientras que los negros tienen un riesgo significativamente mayor que los blancos de ser víctimas de un homicidio con armas, solo un 19% tiene un arma en su hogar, contra un 41% de los blancos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.