Con el uso de la domótica en los hogares, se pueden crear numerosas viviendas inteligentes para hacer la vida más fácil a sus habitantes. La inversión en I+D en este ámbito se incrementa con el paso de los años, y el interés por los usuarios de robotizar su casa, también.

Uno de los dispositivos que más se llevan utilizando desde hace unos años son los sensores de movimiento. Su instalación se realiza en numerosos lugares como casas, bares, cafeterías, etc. Su aplicación más conocida es en los baños, donde alertan de la presencia de alguien enviando una señal al sistema de iluminación para que este se accione automáticamente cuando alguien entra al baño. Otro ejemplo son los focos led con sensor de movimiento, que llevan implementado un propio sensor para que la luz se accione cuando detecte el movimiento de una persona. Su uso es común en zonas de exterior.

Para el interior de los hogares existen lámparas con sensor de movimiento para interiores que se accionan automáticamente al detectar una presencia. Si se dispone de lámparas que no lleven este sensor incorporado, pueden comprarse por separado e instalarse para crear de forma fácil y rápida una lámpara inteligente.

Además de la iluminación, el ámbito más conocido de los sensores de movimiento es la seguridad. Los sensores pueden alertar al usuario de la presencia de cualquier intruso en su hogar, enviando una señal a su móvil si no se encuentra en el lugar, para que este pueda avisar a la policía.

Los sensores de movimiento están al alcance de cualquiera gracias a tiendas como sensormovimiento.es, que ponen a disposición de sus usuarios multitud de referencias de sensores de movimiento a muy buen precio, para que puedan convertir su hogar en una vivienda inteligente.

 

Artículo original La aplicación de sensores de movimiento en el sector de la domótica, por sensormovimiento.es publicado en comunicae.es