La Asamblea General rinde tributo a Kofi Annan

0
78
ONU

La Asamblea General de la ONU recordó este viernes al que fuera su séptimo Secretario General en un tributo al que asistieron su esposa e hijos y en el que los participantes subrayaron la necesidad de continuar la labor del diplomático ghanés.

“Kofi Annan llamaba a las Naciones Unidas ´la última mejor esperanza de humanidad´. Kofi ardió con la flama de los derechos humanos, la dignidad y la justicia. Nos hará falta todos los días, pero prometemos aquí, en el corazón de su amado hogar, que llevaremos adelante su antorcha ahora y siempre”.

António Guterres, Secretario General de la ONU, pronunció estas palabras en el podio de la Asamblea General durante la emotiva ceremonia que comenzó con una oda al fallecido ex líder de la Organización.

Guterres afirmó que el nombre de Kofi Annan y el de la ONU eran inseparables y se refirió a él como un mentor cálido, amable y accesible, pero al mismo tiempo fuerte en la lucha en defensa de los valores de la Carta de las Naciones Unidas.

Destacó su habilidad para formar equipos sólidos y ganarse su lealtad dándoles confianza y espacio para dar lo mejor de sí.

Una vida de servicio

El Secretario General elogió la vida de servicio y los logros obtenidos durante la gestión de Annan al frente de la Organización, de 1997 a 2006, entre los que mencionó la respuesta global a la epidemia de VIH-SIDA y la articulación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Guterres citó también la calidad moral y su convicción para pugnar por el multilateralismo.

La presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa, sostuvo por su parte, que nadie trabajó más incansablemente a favor de la paz que el diplomático ghanés muerto el pasado 18 de agosto a los 80 años de edad.

“Kofi Annan fue un gran Secretario General porque entendía que la paz no se puede alcanzar de forma aislada”, dijo.

A lo largo del acto de recordación, representantes de grupos regionales y ex colaboradores de Annan manifestaron su pesar ante la pérdida y coincidieron en la necesidad de inspirarse en su legado para continuar la marcha hacia un mundo de paz y justicia.

Ciudadano global

Nane Annan, esposa del ex Secretario General durante 35 años, tomó la palabra para enfatizar la capacidad que siempre tuvo su marido para comunicarse con los jóvenes pese a la brecha generacional y de incitarlos a trabajar por un futuro mejor para todos.

“Tenía un aura brillante de calidez y alegría de vivir y dejaba este impacto en la gente cercana y lejana. Era el impacto de alguien a quien no sólo le preocupaban las personas individualmente, sino que se preocupaba por un mundo más justo y pacífico para todos los que vivimos en él”, acotó.

En una reflexión sobre el carácter de ciudadano global de su padre, Kojo Annan consideró que esa cualidad no tiene que ver con los sellos que se tengan en un pasaporte sino con la sensibilidad para encontrar el potencial de todas las personas y alentarlas a desarrollarlo con un espíritu solidario.

“La muerte de mi padre me ha dejado claro que debo seguir sus pasos, no como Secretario General o como político, sino como persona humanitaria, haciendo mi parte dondequiera que esté y como pueda hacerlo por la humanidad. Todos podemos hacer un poco por un mundo más justo y pacífico, todos podemos hacer de la paz algo personal en honor de mi papá”, concluyó Kojo Annan. (Noticias ONU)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.