La gobernadora bonaerense M. E. Vidal otorgó, por decreto, un aumento salarial extra del 4% a los trabajadores estatales con los que había acordado un alza nominal del 15% para todo el año, por lo que el ajuste alcanzará al 19%, nivel que sigue estando por debajo de la inflación anunciada por el INDEC.

Hasta ahora, el argumento del gobierno provincial para ponerle un techo a la suba salarial era que la administración no podía hacer frente a aumentos que estuvieran por encima de las posibilidades financieras del Estado bonaerense.

Sin embargo, el ajuste salarial en los agentes públicos bonaerenses llega en forma escalonada al 19%, mientras que según las estadísticas públicas la inflación acumulada entre enero y agosto trepó al 24,3% y las estimaciones privadas lo ubican en torno al 45% anual.

Vidal había cerrado el 4 de abril la paritaria con los gremios que representan a los trabajadores del Estado, que contemplaba un aumento del 15% en tres cuotas: la primera del 7% se abonó en enero y la segunda, del 4%, en mayo.

La última cuota había quedado establecida en el 4% para septiembre, pero como la inflación devoró todos los pronósticos oficiales, la Provincia adelantó ese tramo del alza nominal y lo pagó en julio. (InfoGEI)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.