La unión Xi Jinping-Putin contra USA podría ser un gran problema para Argentina

0
56

En el marco de la guerra comercial con Estados Unidos, Pekín autorizó la importación de soja de todas las regiones de Rusia, según informa RIA “Nóvosti”, citando el portal de la Dirección Principal de Aduanas de la República Popular China, que además detuvo las importaciones de soja estadounidense a medida que se profundizaba la disputa comercial entre Beijing y Washington.

De acuerdo con esta información, la soja se suministrará desde Rusia a China junto con el maíz, el arroz y la colza, que ya se exportan.

La dependencia aduanera china comunica que, en la denominación “soja rusa” se incluye ese producto cosechado en todo el territorio de Rusia. Aclara además que la soja puede ser transportada a China en todo tipo de transporte, lo que es fundamental ya que la principal región de cultivo de la soja rusa es en el Lejano Oriente, desde donde a China la carga accedería por ferrocarril e incluso por vía fluvial.

Esta decisión de aumentar las compras de soja en Rusia fue anunciada por la cancillería china en abril de este año. Luego, como primera consecuencia de esta medida, Pekín anunció su intención de suspender la compra de soja inicialmente en los Estados Unidos.

Es que en el marco de la guerra comercial contra Estados Unidos, el presidente chino Xi Jinping y su par ruso, Vladímir Putin, han afianzado notablemente sus relaciones bilaterales.

Cabe destacar que esta medida podría tener gran impacto negativo en la Argentina, que tradicionalmente ha sido proveedora de soja a China. Con estas nuevas disposiciones, Pekín pone en peligro a las exportaciones argentinas, ya que resulta muy difícil competir con el precio de la soja rusa, cosechada en la vecindad de las fronteras con China.

Casualmente, en las últimas horas funcionarios chinos estuvieron en la Argentina. Se trata de integrantes del Centro de Investigación para el Desarrollo (DRC), que participaron de una reunión en la Bolsa de Cereales con el objetivo de generar un intercambio de información, conocer la visión de la entidad sobre el sector agroindustrial y profundizar la relación bilateral.

“El vínculo con China resulta fundamental para la Argentina ya que se trata del segundo destino de las exportaciones agroindustriales del país, por detrás de la UE. En 2018 se exportaron al país asiático bienes agroindustriales por un valor de 2.947 millones de dólares”, resaltó la Bolsa. El 92% de las exportaciones totales de Argentina a China correspondieron al sector agroindustrial en ese mismo año. Entre los principales productos exportados se encuentran: porotos de soja, carne bovina, camarones y langostinos, trozos y despojos comestibles, entre otros.

Cabe recordar que China fue el principal comprador de soja de USA hasta que Pekín impuso un arancel del 25% en los envíos el año pasado en respuesta a los aranceles de USA en una gama de productos chinos.

Rusia, que ya es el principal exportador de trigo del mundo, planea invertir miles de millones de dólares en infraestructura y logística de granos con el objetivo de aumentar sus exportaciones del producto a al menos 55,9 millones de toneladas para 2035.

La cifra, resumida en una estrategia para 2035 publicada por el Ministerio de Agricultura de Rusia a principios de este mes, podría ser tan alta como 63,6 millones de toneladas, según mostraron las previsiones de un “escenario optimista”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.