El Gobierno difundió el Memorándum de Políticas Económicas y Financieras (MPEF) que le envió a la titular del Fondo, en el que establece “los objetivos económicos de Argentina para 2018 y hacia adelante”.

Incluida la Carta de Intención y el Memorándum de Entendimiento Técnico con el Fondo, el documento consta de 33 carillas y lleva la firma del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

En el MPEF, el Ejecutivo detalló las distintas medidas de política económica que se compremete a implementar a cambio de un crédito “stand by” por US$50 mil millones y que incluyen:

-Seguir avanzando con en la reducción de los subsidios.

“Con el objetivo de aumentar la proporción del costo de producción de esos servicios cubierto por el precio pagado por los consumidores, desde el 80% en 2017 hasta 90% en 2020, en promedio, para el gas, y desde 60% en 2017 hasta 90% en 2020, en promedio, para la electricidad”.

-Racionalizar el empleo público.

Será a través de no renovar cargos en puestos no prioritarios; congelar las contrataciones en el gobierno nacional durante dos años y eliminar las posiciones redundantes. “Nuestro objetivo es que el gasto en personal caiga de 3,2% del PBI en 2017 a 2,7% hacia el final del programa”.

-Reducir el gasto en compra de bienes y servicios.

El objetivo es bajarlo en un 15% en términos reales durante 2018 en relación con 2017 y continuar con el proceso en 2019.

-Posponer obra pública no esencial.

“Continuaremos ejecutando los proyectos de obra pública esenciales para dinamizar la competitividad de nuestro país, pero pospondremos aquellos que no lo sean”.

-Reducir transferencias asociadas al déficit de empresas públicas.

Son las que no están relacionadas con las tarifas de servicios públicos desde su nivel actual de 0,1% del PBI en 2017 hasta casi cero en 2021.

-Introducir mejoras en el sistema de pensiones.

Se apunta a hacerlo “financieramente sostenible y más justo” tanto para las generaciones actuales como para las futuras. Asimismo, se continuará con el “compromiso” de la Reparación Histórica.

-Reducir y eliminar impuestos distorsivos.

El Gobierno apunta a lograrlo en línea con la reforma tributaria aprobada hacia finales de 2017. “Podríamos extender el período de implementación de algunas de estas modificaciones si fuera necesario para alcanzar nuestras metas fiscales”.

-Mejorar la estructura fiscal federal.

“Las transferencias discrecionales a las provincias asociadas a gastos que han sido asignados como responsabilidad de cada provincia por la Constitución se irán reduciendo ya que las provincias tomarán estás responsabilidades”.

-Racionalizar el gasto impositivo a las ganancias corporativas.

Se continuará publicando un listado completo de todos los gastos impositivos en el presupuesto.

Fuente. Minuto Uno

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.