Macri pidió disculpas por criticar al electorado y tomó contacto con Fernández

0
115

Después de la contundente derrota del gobierno de la Alianza Cambiemos ante el Frente de Todos, el agravamiento de la situación económica llevó a Mauricio Macri a mantener reuniones con sus funcionarios en Casa Rosada el pasado día lunes 12 de agosto, y a brindar luego una conferencia de prensa junto a su candidato a vice, Miguel Angel Pichetto. En esa presentación frente a los periodistas el mandatario argentino se mostró enojado con los votantes que no lo respaldaron aduciendo que la decisión tomada por la mayoría perjudicaría al país justo cuando estaban por llegar inversiones. Algo prometido desde el inicio de la administración actual, allá por 2015, pero que nunca ocurrió. Este medio lo consultó sobre el 35 por ciento de argentinos a los que les está costando llevar un plato de comida a la mesa y pagar tarifas imposibles, sin embargo el jefe de Estado se limitó a expresar que no entendía a quienes pretenden volver al pasado. Fue Pichetto quien salió a respaldarlo afirmando que el máximo responsable del Ejecutivo estaba al tanto del tema y que por esa realidad es que se habían perdido tantos votos. Los dichos de Macri cayeron muy mal en la sociedad y los medios lo reflejaron claramente. Por eso es que en pocas horas hubo encuentros extensos en la sede del gobierno central y este miércoles a la mañana Macri grabó un mensaje con las medidas que se definieron con sus ministros. El jefe de Estado pidió perdón por lo manifestado por él en la conferencia del inicio de semana y recalcó que se hacía cargo de todo lo ocurrido junto a sus equipos, sumando que respetaba la decisión del electorado. Puso como justificativo que en ese momento todavía estaba mal por los resultados en las PASO y muy cansado. En su alocución de seis minutos Macri comentó los principales puntos del plan para intentar paliar la crisis, entre ellos enumeró el pago de bonos de entre 2 y 5 mil pesos para el sector privado y estatal, una suba del Mínimo no Imponible del Impuesto a las Ganancias, que deberá pasar por el Parlamento, haberes extras para quienes reciben asignaciones universales por hijo, congelamiento del precio de los combustibles por 90 días y la apertura de diálogo con los demás candidatos que participarán de la primera vuelta el 27 de octubre. El mercado le dio la espalda una vez más al presidente y el dólar llegó a los 63 pesos, con una devaluación que llega al 30 por ciento de todos los ingresos de los argentinos, también los que piensa dar como paliativo la administración central. El Riesgo País se acerca a los 2 mil puntos y esto aleja cualquier tipo de inversión en uno de los principales socios del Mercosur, ambas situaciones que tienen directa repercusión en la cadena de pagos y precios, algo que lleva a que los valores, productos, bienes y servicios no tengan techo. Las góndolas de los supermercados tienen las mercaderías sin su respectivo valor, algo que está prohibido pero que se está dando en todo el país. Frente a semejante cuadro el propio Mauricio Macri publicó en su cuenta de Twitter que ya había tomado contacto con el principal ganador de las Primarias, algo que fue ratificado por el propio Alberto Fernández, agregando que habían tenido un buen diálogo y hay un canal abierto de diálogo que intentará mantener, pese a las diferencias, la institucionalidad hasta el 10 de diciembre cuando asuma el nuevo titular del Ejecutivo y tenga que enfrentar una recesión creciente con una deuda que deberá ser renegociada para que la Argentina pueda recuperar algo de su crecimiento y así cumplir con sus compromisos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.