El acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que significó una millonaria línea de crédito y un sinfín de condicionamientos, despertó la preocupación del ex presidente de Uruguay José Mujica.

“Lo que más me asusta es esto del endeudamiento, porque después hay que pagar en algún momento y sé lo que pasa. Esta historia se repite”, advirtió. En ese sentido, marcó que en los momentos en los que Argentina sufrió económicamente hablando, “en Uruguay nos terminó golpeando fuerte”.

Asimismo, advirtió que lo agotan las personas que señalan que la Argentina está fundida. “La Argentina está jodida pero no está fundida. Porque después reflota. Tiene la desgracia de tener demasiados recursos naturales y cae en el despilfarro, pero es mi pueblo”, añadió.

Por otra parte, en diálogo con Página 12, hizo referencia a Luiz Inácio Lula da Silva. En su visita al ex mandatario de Brasil, contó que lo vio “bien, más delgado, siempre con su temperamento jocoso, por un lado, y también horrorizado por lo que está pasando en Brasil desde el punto de vista de la enajenación del patrimonio del Estado y la transformación de la legislación laboral”.

“Él considera que todo este episodio, que incluye la destitución de Dilma, es parte de un proyecto para cambiar las condiciones del país. Para que si un día vuelven dirigentes progresistas al gobierno, se encuentren prácticamente maniatados por compromisos establecidos a largo plazo a nivel internacional”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.