Según in informe producido por Proyecto Económico, “las políticas trazadas tras el nuevo acuerdo con el FMI, sin duda causarán un impacto muy intenso en el nivel de actividad económica argentina”. El trabajo también anuncia la posibilidad de un canje de bonos.

Tras conocerse las condiciones impuestas por el FMI luego de otorgar el  pedido de formal waiver (perdón formal) respecto del acuerdo de junio de 2018, desde Proyecto Económico, espacio conducido por la Economista y Diputada Nacional Fernanda Vallejos, se emitió un informe analizando los diferentes escenarios que podrían sucederse con el nivel de ajuste que pretende llevarse adelante para alcanzar a cumplir con los pagos de la deuda y el presupuesto de “déficit cero”.

Cabe mencionar que por primera vez en la historia, la Argentina incumplió un acuerdo con el FMI en el primer trimestre de vigencia (si bien en todos los casos hubo incumplimientos), por lo cual no asombra que, al momento de exponerse la política monetaria que va a aplicarse de aquí en adelante, se haya puesto tanto énfasis en la no intervención del BCRA en la flotación del tipo de cambio y que la misma acompañe a la ley de presupuesto “déficit 0”, auspiciando un ajuste no visto en la Argentina desde hace décadas.

Según Proyecto Económico, “el sector productivo enfrenta ahora tres violentas restricciones: el ajuste fiscal, el ajuste monetario y el ajuste externo”, es decir que, al ajuste intensificado en los ingresos y, por ende, del consumo y la actividad, se le sumará un brutal ajuste fiscal. Algunas partidas que ejemplifican el sacrificio social de tal objetivo (presentan aumentos nominales muy lejanos a la inflación) son: Agua Potable y Alcantarillado (+21% nominal), Vivienda y Urbanismo (-17%), Trabajo (+12%), Ciencia y Técnica (+30%), Educación y Cultura (+13%), entre otras.

Finalmente, y acompañando el ajuste fiscal, el Banco Central acaba de anunciar una política monetaria basada exclusivamente en el control de los agregados monetarios. Tal anuncio conlleva la decisión del Banco Central de aumentar las tasas de interés a cualquier nivel necesario a fin de evitar la expansión de dinero a través del crédito.

Pero no conforme con la necesidad de ajuste que se pretende aplicar mediante estás políticas, y todos los efectos sociales que ellas conllevan,  el informe continua exponiendo un nuevo escenario de canje de deuda, y es por eso que señala que “en las últimas semanas, los rumores de un canje voluntario de deuda vienen creciendo, y existe un principio de confirmación por parte del Poder Ejecutivo al respecto, dado que se presentó junto con el Presupuesto 2019 un artículo para modificar la Ley 24.156 de Administración Financiera, flexibilizando los términos de las reestructuraciones de deuda”.

Asimismo, el acuerdo con el Fondo Monetario, en tanto las divisas no se utilicen para financiar la fuga, genera un marco de estabilidad del pago de la deuda y, por lo tanto, en el cortísimo plazo, reduce los spreads de riesgo de los bonos (es decir, baja el riesgo país).

Por lo tanto, es probable que el Gobierno tenga en carpeta iniciar alguna operación de canje de letras y bonos en dólares de vencimiento de corto plazo, que insumen grandes pagos de divisas, lo cual hipotecaría a los futuros gobiernos a cambio de aumentar algo las reservas internacionales.

“El programa del FMI no cubre todas las necesidades de divisas de los dos años, y el rollover de deuda será desigual a lo largo de 2019. El aumento de la deuda producto de los US$ 36.300 millones que desembolsara el FMI, y el incremento de la deuda por un eventual canje, harán la deuda insostenible para el próximo gobierno”, sentencia al final el informe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.