La producción es una adaptación teatral de Noelia Rufat, inspirada en un cuento de Silo titulado “El día del león alado”. Se presentará el sábado 6 de octubre a las 21 en la Sala Payró del Teatro Auditórium.

Sobre el escenario, 12 actores y actrices interpretan “La Experiencia Interna”, en la que el ser humano se reconoce así mismo en el otro, sin mesías, sin mártires, sin apocalipsis, incluyendo puntos de vista históricamente antagónicos.

Proyecto Tenetor transcurre en una época imaginaria. En ella, la humanidad pareciera haber perdido el rumbo y la tecnología aparece como amenazante y enemiga. Se trata una obra teatral de ciencia ficción que cuenta con una curiosa puesta en escena y efectos especiales poco frecuentes.

El relato invita a profundizar en la interioridad humana, tan poco reconocida y explorada en una cultura de la urgencia y la inmediatez. Así, Proyecto Tenetor regala la posibilidad de un futuro abierto.

“El intento de dar un salto evolutivo”

La obra se resume en que todo lo que el mundo, el sistema, me ofrece es para atraparme; y por ello todo es atractivo, adrenalínico. El camino de buscar otra realidad, es poco llamativo y fatigoso, pero cuando se llega a lo profundo todo tiene sentido y certeza.

Es una obra dinámica en todos sus aspectos ya que muestra los desbordes, la aceleración de los tiempos que corren; juegan mucho las líneas como una especie de marca del tiempo que no es lineal, que se corta, que vuelve… la línea inseparable de lo no lineal. El tiempo, el surgimiento del ser humano y el regreso a su origen.

Mucho cambio de vestuario y muchos personajes. Tres momentos históricos inseparables entre sí que intentan sacudir. Las imágenes de lo amplio, lo inmenso y lo pacifico choca con la contradicción del ser humano, aun incompleto, mostrando una falsa libertad.

La puesta escénica tiene como concepto jugar entre las dos fuerzas oponentes; pero resaltando todo lo que está oculto en el mundo: la fuerza que tiene la humanidad para dar el salto. Todo el tiempo esos seres que viven en el intento de dar un salto evolutivo de conciencia toman el protagonismo. Lo hacen buscándose, encontrándose no solo en su tiempo y espacio, sino también en otras realidades. Lo hacen continuando las acciones y lanzándolas al futuro.

Es una obra esperanzadora, que invita a tomar las riendas a la humanidad. Llena de gente impulsando a encontrar el antídoto que nos desbloquee, que amplíe nuestro horizonte temporal y finalmente nos libere.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.