Sorpresa y cautela en el Gobierno por marcha en favor de Macri

0
106

En el gobierno se muestran cautos al momento de evaluar las repercusiones que puede tener en la campaña la fuerte movilización a Plaza de Mayo en apoyo a Mauricio Macri. Las posturas en el gobierno era disímiles en la noche del sábado. Había sectores que aseguraron que la marcha era un impulso a no resignarse y a pelear la elección y otros que planteaban que la diferencia es muy difícil de remontar.

Pero si algo primaba en el oficialismo era la cautela al momento de evaluar qué efecto podría tener esto en la elección de octubre en donde el gobierno deberá revertir un resultado por demás adverso, que si se miden los votos positivos llega a los 17 puntos de diferencia.

Incluso hubo voces críticas. «¿Fue un éxito?» Se preguntaba alguien que conoce los ministerios del gobierno. «Creo que esto expone aún más la urgencia del gobierno de mostrar algo positivo», agregaba.

El sociólogo Marcos Novaro puso sus reparos al efecto que esta movilización puede tener en la elección. En una entrevista con TN consideró que «no es lo mismo mantener el animo combativo de los votantes más fieles, que lograr recuperar al votante perdido».

Novaro cuestionó la postura de un sector del gobierno -que encabeza Carrió- de proponer la dureza en las declaraciones y la polarización extrema como herramienta para recuperar al electorado perdido. El politólogo graficó que Carrió plantea que del lado del gobierno está la República y al frente «los enemigos» de la República. «El problema es que los datos económicos no son precisamente alentadores», aseguró Novaro.

En otra rama del gobierno recordaban las escenas finales del gobierno de Cristina donde llenó la Plaza de Mayo pese a perder la elección de 2015 y la militancia coreaba: «Vamos a volver». En ese sentido, el debate dentro del macrismo es si es lo que ocurrió este sábado fue una «Plaza del Adiós» o una «Plaza del milagro».

Con todo, la movilización sorprendió al propio gobierno y al propio Presidente. En particular por la espontaneidad de la convocatoria, que surgió desde las redes sociales a partir de una propuesta del actor y militante radical Luis Brandoni y el cineasta Juan José Campanella.

«Queda mucho por hacer todavía. Por lo pronto, el sábado 24: salgamos a las calles y las plazas de todo el país», decía Brandoni a través de un video que se viralizó en las redes. «Hay que prepararnos para la del 27 de octubre, con fiscales en todas las mesas, convencidos y seguros: perdimos la república muchas veces: otra vez no», sentenció. Y cerró: «Abrazos y ¡viva la patria, eh!», arengaba desde Madrid.

Por su parte, Campanella, un activo usuario de Twitter -allí cuenta con más de 750 mil seguidores- fue el primero en dar el paso y arrancar con la convocatoria. «Este finde son los últimos dos días para lamentarse. Desde el lunes empezamos de nuevo el juego de la democracia. Hay otra oportunidad de patear el penal. Si esto no es épica, ¿la épica dónde está?», escribió en su cuenta de Twitter junto al primer flyer que se difundió con el lema «Vamos a darla vuelta».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.