Estudiar en el extranjero siempre ha sido una idea que atrae a miles de personas en España cada año. Sin ir más lejos, los últimos datos arrojan una cifra de 120.000 personas que se desplazaron en 2018 sólo para estudiar idiomas, un 20% más que en 2010, según proporciona ASEPROCE.

Un ejemplo de éxito en este sector es el caso Travel Work, empresa especializada en experiencias laborales de jóvenes y estudiantes alrededor de todo el mundo, que ya ha asesorado a miles de clientes para poder trabajar en un país extranjero y ampliar sus perspectivas de futuro a nivel global.

En esta línea y, en continuidad con las celebraciones de su 25º aniversario, desde la empresa lanzan una nueva promoción para todos sus futuros usuarios consistente en el descuento de todos los gastos de tramitación por parte del equipo de la agencia consistente en la realización de pruebas de nivel, el proceso de inscripción en lo cursos, la selección y reserva del alojamiento, ayuda con la documentación para la obtención del visado, la coordinación de la llegada y seguimiento durante la estancia.

La propuesta de Canadá
Este país del norte del continente americano se ha establecido a lo largo de los últimos años como uno de los destinos más demandados. Según el presidente de esta ASEPROCE, Óscar Porras, “Canadá es una referencia en el estudio de idiomas y ha ganado popularidad porque se ve como un país amable, seguro y una alternativa a los Estados Unidos”, señalaba en la XVI edición del Salón de los Idiomas, celebrada recientemente.

En Travel Work conocen todas las ventajas que pueden ofrecer el poder trabajar y formar parte de cursos en Canadá, ya que existe la opción de duplicar el tiempo de duración de cursos tipo VET (Vocational Education Training) para dedicarlo exclusivamente a la aplicación de los conocimientos obtenidos. De esta manera, las personas que realicen un proceso de aprendizaje de 26 semanas de duración contarán con otro período de tiempo igual para ampliar su experiencia laboral en forma de trabajo práctico.

En caso de los clientes que quieren desplazarse a este país, Travel Work también posee un convenio con una de sus principales escuelas, con alumnos de más de 70 procedencias internacionales: “Los alumnos se encuentran con un contenido de gran nivel y consiguen finalizar los cursos con un dominio profesional del uso del inglés”, explica la directora y fundadora de Travel Work, Eva Sabater. Con una duración de hasta 92 semanas, los cursos ofrecidos con este convenio cuentan con un descuento de entre el 30% y 40% de valor durante este año en curso.

“La parte práctica es igualmente de importante que la teórica”, resalta la directora acerca de la importancia que posee el valor del trabajo durante la estancia en Canadá. De esta manera la opción de poder trabajar mientras se estudia cobra un nuevo valor ya que facilita recuperar gran parte del dinero invertido: “En Canadá hay mucho trabajo y pagan bien”, termina por señalar Sabater.

La opción de Australia y Nueva Zelanda
Por otro lado, la empresa de las experiencias laborales también proyecta sus cursos VET en estos dos países, los cuáles permiten trabajar a media jornada y sumarse una tras otro hasta prolongarse durante dos o tres años, aunque hay que tener en cuenta que exige un nivel mínimo de inglés B2 para poder acceder a las formaciones.

Gracias a otro convenio particular de Travel Work con otra importante escuela nacional, esta empresa busca fomentar el desarrollo de las experiencias de trabajo junto al aprendizaje de idiomas, desde el aprendizaje de inglés general a cursos de preparación de FIRST Certificate, CAE o IELTS.

“Una opción es realizar cursos de inglés general y combinarlos con un trabajo de media jornada laboral”, añade Sabater respecto a las posibilidades que se encuentran en estos destinos. Además, para facilitar la accesibilidad a estas formaciones, desde el centro con el se tiene convenio se ofertan modalidades de cobro fraccionadas que permitan obtener comodidad económica para el alumno. “Siempre buscamos facilidades de pago para los estudiantes”, añade la directora.

Con una duración inicial de cuatro meses, un aspecto positivo de estos programas en Australia es que los cursos de más larga duración permiten optar a un permiso de residencia y que, de la misma manera, preparan al alumno para la posibilidad de trabajar a nivel personal en ese mismo entorno una vez finalizados. “En Travel Work siempre buscamos la manera de que nuestros usuarios puedan trabajar fuera y seguir nuestra idea de potenciar las experiencias laborales”, puntualiza Sabater.

Nota de prensa Travel Work facilita el desarrollo de nuevas experiencias laborales en Canadá, Australia y Nueva Zelanda en comunicae.es