La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunció que las detenidas alojadas en la Unidad Penitenciaria N 8 de Los Hornos y la comisaría 6ª de Villa Rosa, Bahía Blanca son sometidas a aislamiento extremo, violencia sexual, desatención de la salud, mala alimentación y deplorables condiciones de encierro.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) presentó dos habeas corpus colectivos a favor de las mujeres alojadas en la Unidad Penitenciaria N 8 de Los Hornos y la comisaría 6ª de Villa Rosa, Bahía Blanca, tras denunciar el agravamiento de las condiciones de detención. Durante las inspecciones realizadas por el Comité Contra la Tortura de la CPM se constató la vulneración sistemática de los derechos humanos junto al ejercicio de violencias machistas como una forma de disciplinamiento físico y moral. Estas situaciones se reiteran en los restantes alojamientos de mujeres como patrón estructural de violencias persistentes.

“La naturalización de estas prácticas por parte del poder judicial y los funcionarios políticos que conocen la grave crisis humanitaria en el encierro y, sin embargo, no hacen nada para revertirlo, ha permitido que la situación de deterioro se prolongue en el tiempo”, expresaron en un comunicado.

“La comisaría 6ª de Villa Rosa es un ejemplo de los padecimientos de las mujeres detenidas en comisarías bonaerenses. Esta dependencia tiene una orden de clausura dictada en 2012; durante 2018, alojó todos los meses entre 4 y 9 personas. En la última comunicación recibida por la CPM, había 5 mujeres detenidas en condiciones de hacinamiento extremo; en ese contexto, una mujer perdió un embarazo y nunca recibió asistencia médica ni psicológica”, denunciaron.

En el habeas corpus colectivo presentado por las mujeres detenidas en la UP 8 de Los Hornos, la CPM denunció la existencia de un modelo de gestión y administración del dolor que combina la práctica sistemática de la tortura con el ejercicio de una violencia patriarcal para infringir un particular sufrimiento a las detenidas, por su condición de mujer.

“Muchas mujeres son sometidas a aislamiento extremo (24 hs en pabellones SAC) sin motivos, prohibiéndoles el acceso a la educación, el trabajo o la comunicación con el exterior. Esto último, implica una particular vulneración de derechos, ya que muchas mujeres continúan desarrollando las tareas de cuidado en relación a sus hijos e hijas. La CPM observó con preocupación que, a raíz de la angustia que produce este tipo de sanciones, las detenidas llegan a recurrir a autolesiones para poder ser oídas en sus reclamos”, describieron en el comunicado.

En respuesta al habeas presentado, el Tribunal Oral Criminal N 2 de La Plata ordenó una pericia arquitectónica: el perito constató que el estado de las celdas de SAC es malo, que la instalación eléctrica en el interior de las celdas es deficiente y existe riesgo de accidente eléctrico. Y que las celdas no tienen vidrios ni calefacción.

“La crisis humanitaria en los lugares de encierro es cada vez más profunda, pese a los anuncios nunca cumplidos de una reforma estructural que no se concretó. La vulneración de derechos de las detenidas en cárceles bonaerenses se agrava aún más por la ausencia absoluta de una perspectiva de género que atienda las demandas particulares de las mujeres”, finalizaron. (InfoGEI)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.